El Ser Humano – Gran Vacio en el Futbol Latinoamericano

El eje de Ser Futbol, el ser humano en el fútbol y en el deporte de alto rendimiento, trasciende cualquier disciplina e individuo.

 

Independientemente de la estructura jerárquica que naturalmente se adapte en una organización y equipo de alto rendimiento, el potencial del ser humano no se revela en su más alta magnitud, a menos de que las condiciones de trabajo tengan un enfoque multidisciplinario, complementario, y evolutivo.

 

Nadie verdaderamente es dueño del potencial humano. Todo y todos estamos al servicio de este. En otras palabras, el potencial humano no aparece en su más alta expresión, a menos de que existan las condiciones necesarias a nivel sistémico (organizacional), colectivo (cultural), e individual (biopsicosocial).

 

Cuando se trabaja en contra de este principio multidisciplinario, complementario, y evolutivo, con modelos de trabajo que priorizan las jerarquías políticas y funcionales por encima del ser humano (el título y posición por encima de la persona), la consecuencia es la pérdida generalizada del potencial en el sistema, el cual incluye al dirigente, al cuerpo técnico, y al jugador.

 

¿Por qué se pierde el potencial?

¿Por qué se desperdicia tanto talento y seres humanos con tanta pasión?

¿Por qué los procesos no tienen frutos a largo plazo?
¿Por qué la organización pierde sus inmensas proyecciones económicas en promesas que se apagan en el camino?

 

¿Cuales son los requisitos para desatar el mayor potencial de un ser humano, de un equipo, de una organización, y así poder crear y sostener un alto rendimiento?

 

Estas son algunas de las preguntas y el tema central en Ser Fútbol.
Lo exploramos principalmente en conversaciones con los referentes profesionales del futbol latino-americano y lo compartimos con ustedes, con el propósito de educarnos, concientizarnos, formarnos, e inspirarnos a evolucionar nuestro más alto potencial individual y el de la sociedad en la que vivimos y amamos.

 

Durante esta pandemia global que estamos viviendo, una de las oportunidades más importantes que tenemos es la oportunidad de evolucionar. Evolucionar en todo sentido, como individuos, cómo familia, cómo equipos, como organizaciones, cómo países, como región, y como humanidad.

 

El líder funcional del alto rendimiento juega un papel protagónico en esta evolución (dirigentes, cuerpo técnico, jugadores, periodistas). Sin embargo, para el líder en el alto rendimiento del fútbol y el deporte, mantenerse “aterrizado” no es nada fácil.

 

Las presiones mediáticas y económicas representan una corriente constante que ha tenido la tendencia a valorar el resultado por encima del ser humano. 

 

Este enfoque oportunista y cortoplacista crea un vacío en todos los que estamos en el alto rendimiento por vocación, y que nos hemos preparado para crear sistemas de alto rendimiento, pero no haciéndolo cueste lo que cueste (no violando al ser humano y la santidad del potencial)

 

A pesar de que este vacío vive en el fútbol latino-americano hoy en día, nos está invitando a todos a concientizarnos para poder reinventarnos. Para poder hacerlo, como mínimo es necesario cultivar la suficiente humildad para aceptar que el potencial del ser es el verdadero dueño y eje del entreno y el juego, y la base fundamental que orienta el rodar del balón, y también de las prioridades utilitarias. 

 

Independiente de la disciplina, posición organizacional, o función, Ser Fútbol nos invita a cuestionarnos, y a soltar nuestras tendencias ciegas hacia el protagonismo egoico por encima de la magia del fútbol, la cual es la que verdaderamente nos apasiona a todos los que vivimos nuestro camino comprometidos al servicio del potencial del ser. 

 

 

Boletin | Facebook | Instagram

EXPLORE NUESTRO BLOG